Mantenimiento

Mantenimiento Preventivo:

La programación de inspecciones, tanto de funcionamiento como de seguridad, ajustes, reparaciones, análisis, limpieza, lubricación, calibración, que deben llevarse a cabo en forma periódica en base a un plan establecido y no a una demanda del operario o usuario; también es conocido como Mantenimiento Preventivo Planificado. Su propósito es prever las fallas manteniendo los sistemas de infraestructura, equipos e instalaciones productivas en completa operación a los niveles y eficiencia óptimos.

La característica principal de este tipo de Mantenimiento es la de inspeccionar los equipos y detectar las fallas en su fase inicial, y corregirlas en el momento oportuno. Con un buen Mantenimiento Preventivo, se obtiene experiencias en la determinación de causas de las fallas repetitivas o del tiempo de operación seguro de un equipo, asi como a definir puntos débiles de instalaciones, máquinas, etc.

Mantenimiento Preventivo y Sus Ventajas:

  • Confiabilidad, los equipos operan en mejores condiciones de seguridad, ya que se conoce su estado, y sus condiciones de funcionamiento.
  • Disminución del tiempo muerto, tiempo de parada de equipos/máquinas. – Mayor duración, de los equipos e instalaciones.
  • Disminución de existencias en Almacén y, por lo tanto sus costos, puesto que se ajustan los repuestos de mayor y menor consumo.
  • Uniformidad en la carga de trabajo para el personal de Mantenimiento debido a una programación de actividades. – Menor costo de las reparaciones.

Click aqui para ver Contrato de Mantenimiento

Inspección a Realizar:

  • Revisión de rodaje de la puerta.
  • Revisión de cilindro del desbloqueo manual.
  • Revisión de los impulsos mecánicos necesarios para el movimiento de la puerta.
  • Revisión y lubricación de pernos, cajas de bolas, piñones del motor y estructura.
  • Chequeo de los controles y/o mandos a distancia.
  • Ajustes de finales de carrera y/o limites de detención.
  • Chequeo de accesorios, Lámpara, Fotoceldas, Selector de Llaves, Etc.
  • Revisión y ensayos de todos los dispositivos de seguridad activos y pasivos.
  • Revisión de distancia entre piñón y cremallera.
  • Chequeo de estructura del motor.
  • Chequeo interno “medición de voltajes y tarjeta de control”.